Plan General de Ordenación Urbana de Basauri – Fase Aprobación inicial

Plan General de Ordenación Urbana de Basauri – Fase Aprobación inicial

¿Cómo trabajar el PGOU en un municipio con un suelo urbano muy maduro con importantes afecciones por infraestructuras y suelos potencialmente contaminados?

El reto:

Basauri es un municipio que mantiene dos núcleos sin conseguir una continuidad espacial. A esto se le suma la confluencia de los dos de los ríos de mayor caudal del territorio, el Ibaizabal y el Nerbioi, una orografía que genera problemas importantes de accesibilidad y movilidad en el municipio junto con un alto grado de concentración urbana en las zonas más densas.

Por el nodo que se forma, han discurrido las principales arterias de comunicación ferroviarias y viarias, que generan una serie de afecciones que limitan los desarrollos de la parte meridional del municipio y además ocasionan barreras importantes que dividen y segregan diferentes zonas del término municipal.

Varias son las infraestructuras que sirven al ámbito comarcal o incluso a una escala superior, Mercabilbao y Bilbondo, el cuartel de policía nacional o en centro penitenciario de Bilbao. Esto configura un entorno de equipamientos con un carácter muy poco urbano que el Plan General debe abordar.

Proceso de trabajo y resultado:

Una vez completada las fases de Información y Avance del PGOU de Basauri, como parte del equipo redactor, desarrollamos la fase de Aprobación Inicial y su correspondiente proceso de participación ciudadana y exposición al público.

Para la redacción del documento de Aprobación Inicial, se tuvo en cuenta las conclusiones del taller participativo, las sugerencias al documento de Avance y de los informes sectoriales así como los criterios municipales por acuerdo plenario.

El nuevo marco legal tiene por objeto evitar el consumo de nuevos suelos y a convertir la rehabilitación, la regeneración y la renovación urbana en instrumento para la recuperación de los núcleos urbanos.

Basauri es un municipio con un espacio urbano muy maduro, donde las actuaciones más importantes son la revisión de las áreas con dificultades de gestión, por presentar cargas importantes derivadas de las edificaciones existentes, para las que desarrollamos un estudio pormenorizado de la viabilidad, tanto de las actuaciones integradas como aisladas pendientes, tanto residenciales como industriales.

El área de San Fausto se muestra como una iniciativa más de las acometidas por la administración pública en el orden de la regeneración urbana. Es objeto del Plan coordinar la elaboración del Plan Especial que lo desarrolle con sus propias determinaciones.

En Basauri, como en muchos otros casos del área metropolitana, las actividades económicas también guardan relación con los procesos de regeneración urbana. Estos suelos ocupan las zonas de menores pendientes o de vegas, con una topografía muy favorable, en el caso de Basauri, con extensiones muy considerables y en una situación con buenas conexiones en la mayor parte de los casos. Como contrapartida, muchas de las empresas y edificios que en ellas se ubican se encuentran con un importante grado de obsolescencia, que también se aprecia en la urbanización que la acompaña. 

A esta circunstancia se añade que se trata de suelos que albergan actividad, es decir, que no se encuentran en desuso y que en la mayoría de los casos se encuentran incluidas, el inventario de suelos potencialmente contaminados, lo que obliga a considerar únicamente los usos más compatibles.

Otro de los objetivos del presente documento es la consecución de espacios urbanos donde priman las circulaciones peatonales. Enlazan con estas consideraciones las propuestas de recuperación de los cauces del Nerbioi y del Ibaizabal en muchos de los tramos dentro del municipio integrándose y generando un sistema coherente de espacios verdes abiertos a todas las escalas, desde las viviendas hasta las zonas menos artificializadas y de mayor interés naturalístico y recreativo como el parque Montefuerte.

También forman parte de la definición del modelo de ciudad, y escapando del ámbito netamente municipal, los espacios de mayor potencialidad enclavados junto a los nudos de comunicaciones, pero que dependen de otras administraciones, y en los que se debieran proponer soluciones a medio plazo.

Entre julio y octubre de 2018 el documento aprobado inicialmente fue expuesto al público para que la ciudadanía pudiese conocer el documento y presentar alegaciones. Igualmente fue remitido a diversos organismos y administraciones públicas con el mismo fin. Se presentaron un total de 23 alegaciones particulares. Por parte de las diferentes administraciones públicas consultadas, se recibieron 11 informes dentro de plazo, y hasta julio de 2019, 11 informes más fuera de plazo.