— 5 Min Read —

Human Luxury

 — 5 Min Read —

Human Luxury

Las aspiraciones humanas son el motor del mundo para pasar a la acción.

Es desde el deseo de hacer las cosas de otra manera, de tomar conciencia de nuestro papel individual dentro de un conjunto, lo que nos llevará a plantearnos nuestro comportamiento subjetivo, y esto a su vez podrá tener reflejo en otras personas.

Tengo la intuición de que profundizar en la idea del lujo, por la parte aspiracional y humana que esto implica, y las contradicciones a las que nos somete el sector del lujo a día de hoy, puede llevarnos a cambios profundos, no solo como individuos o sociedad, sino como especie a escala global.

Las aspiraciones humanas son el motor del mundo para pasar a la acción.

Es desde el deseo de hacer las cosas de otra manera, de tomar conciencia de nuestro papel individual dentro de un conjunto, lo que nos llevará a plantearnos nuestro comportamiento subjetivo, y esto a su vez podrá tener reflejo en otras personas.

Tengo la intuición de que profundizar en la idea del lujo, por la parte aspiracional y humana que esto implica, y las contradicciones a las que nos somete el sector del lujo a día de hoy, puede llevarnos a cambios profundos, no solo como individuos o sociedad, sino como especie a escala global.

Búsqueda del término lujo en google

Las primeras tres intersecciones que planteo son

Human + Luxury + Space

Es irónico que siendo una sociedad hiperconectada, se estén dando situaciones de riesgo de exclusión social por la falta de relaciones interpersonales, alteradas por los cambios en la estructura familiar, social y personal.

Se dice que para 2050 la mayor parte de la humanidad vivirá en ciudades. Sin embargo cuestiones como la falta de control del mercado de la vivienda, unido a los bajos salarios, parece evidenciar que sólo unos pocos podrán permitirse el lujo de cumplir estas predicciones. A esto se le suman otras cuestiones de escala global como el turismo que se apoya en la creación de experiencias y que está suponiendo el desplazamiento del centro a la periferia.

Se habla también de la tendencia de disfrutar de los servicios sin adquirirlos en propiedad, y a la vez uno de los grandes retos para las generaciones más jóvenes, es poder adquirir una vivienda, que está considerada un bien de necesidad básico. Entonces,
¿Cual es el verdadero lujo en relación al espacio?

Las primeras tres intersecciones que planteo son

Human + Luxury + Space

Es irónico que siendo una sociedad hiperconectada, se estén dando situaciones de riesgo de exclusión social por la falta de relaciones interpersonales, alteradas por los cambios en la estructura familiar, social y personal.

Se dice que para 2050 la mayor parte de la humanidad vivirá en ciudades. Sin embargo cuestiones como la falta de control del mercado de la vivienda, unido a los bajos salarios, parece evidenciar que sólo unos pocos podrán permitirse el lujo de cumplir estas predicciones. A esto se le suman otras cuestiones de escala global como el turismo que se apoya en la creación de experiencias y que está suponiendo el desplazamiento del centro a la periferia.

Se habla también de la tendencia de disfrutar de los servicios sin adquirirlos en propiedad, y a la vez uno de los grandes retos para las generaciones más jóvenes, es poder adquirir una vivienda, que está considerada un bien de necesidad básico. Entonces,
¿Cual es el verdadero lujo en relación al espacio?

¿Cómo se relaciona con nuestra identidad?

¿Cuál es el papel de las masas?

Human + Luxury + Tech

Si como decía Marshall Mcluhan, los medios tecnológicos funcionan como una extensión de las personas, extendiendo sus capacidades más allá de sí mismos, la idea de medio tecnológico se amplía más allá de los medios físicos o materiales. Podemos entender que Mcluhan concibe los medios electrónicos de comunicación como una extensión de las capacidades expresivas de los seres humanos, también de su sistema sensorial.

Mientras que los países en desarrollo tienen el reto de poder acceder al potencial de desarrollo socio-económico y personal a través del acceso tecnológico, diversos estudios alertan de los efectos negativos en la salud que el uso tecnológico genera en los humanos, a lo que hay que sumar otras cuestiones y retos como la privacidad, las relaciones humanas afectadas por el uso de esta tecnología, el papel de la IA, etc.

¿Cual es el verdadero lujo en relación a las tecnologías?

¿Cómo se relaciona el lujo con nuestras aspiraciones como individuos, como sociedad?

¿Han cambiado las aspiraciones humanas?

Human + Luxury + Health

La esperanza de vida cada vez es mayor, se habla de una segunda juventud tras la jubilación. Sin embargo, con esta esperanza de vida más larga, aparecen otros retos sociales asociados, la movilidad en las ciudades, el contacto con la naturaleza, los hábitos de vida saludable, la soledad, o el reto de la pirámide de población invertida, que supone una amenaza al sistema de bienestar futuro.

A su vez, las nuevas estructuras familiares requieren, mientras más vulnerables son, más ayuda por parte de sus mayores, siendo en gran parte responsables de los cuidados de los más pequeños. Situaciones como el COVID-19 evidencian la fragilidad de estos ecosistemas familiares, donde es necesario proteger a los más vulnerables, los mayores, y la fragilidad que esto supone como sociedad.

Desde los sistemas sanitarios se están dando pasos para poner a los pacientes en el centro, entendiendo que la salud es una cuestión integral, en la que inciden factores como el lugar de residencia, el grado de relaciones sociales y familiares, el estado anímico o la alimentación, cuestiones clave a tener en cuenta desde el sistema sanitario. Entonces,

¿Cuál es el verdadero lujo en relación a la salud?

¿Quienes son quienes disfrutan del lujo?

¿Cambiará nuestra alimentación?